Cómo seguir contándotelo…

Ya sólo el silencio me queda para seguir contándotelo.

Quizás todas las palabras, las infinitas frases, las conversaciones sin fin no podían explicar nada. Quizás sólo el silencio consiga explicar lo inexplicable.

El vacío, la nada, sólo se explica con silencio. El dolor, la soledad, sólo se explica con silencio.

El silencio sólo se explica con más silencio.

En el silencio están comprendidas todas las ideas, todos los caminos y todos los sentimientos. En el silencio perdura mi amor, embalsamado con las lágrimas del dolor más profundo de mis entrañas.